Las peores películas de 2016

December 29, 2016 0 Comments

Video con Ernesto Zelaya:


 

Por más que uno trate de ir al cine con la mente abierta, siempre va a terminar encontrando una que otra cinta decepcionante —o lo que es peor, un bodrio casi impresentable, un filme tan terrible que lo deja a uno con dolor de ojos, orejas y hasta garganta. Puede que suene como una hipérbole, pero puedo decir con cierta confianza que a lo largo de los años, me he encontrado con una cantidad considerable de desastres cinematográficos.

Este año, afortunadamente, he logrado evitar la mayoría de los desastres que se han estrenado en nuestra cartelera, tanto así que, a la hora de elaborar mis lista de las peores películas de 2016, solo llegué a incluir 6 ejemplos, no 10, como en mi otra lista. Se trata de un compilado no solo de las peores producciones estrenadas este año, si no también de las más decepcionantes —el puesto 6, por ejemplo, no es necesariamente terrible, pero sí una decepción total.

En todo caso, sin mayor preámbulo, y como todos los años, les presento mi lista de las peores películas de 2016. Prepárense…

 

6. Escuadrón Suicida

Incluyo a Escuadrón Suicida en la lista no porque sea un bodrio total, si no porque terminó siendo una de mis mayores decepciones del año. El director-guionista David Ayer tiene una filmografía interesante (End of Watch y Día de entrenamiento son sus dos filmes más destacables), y la película cuenta con un reparto de lujo, entre los que se encuentran Will Smith, Margot Robbie y Jared Leto, entre otros. Pero nada de esto pudo salvar a Escuadrón Suicida. Es un filme más torpe, feo y aburrido que la divisiva Batman vs Superman, presentando una trama sin sentido, personajes poco desarrollados, efectos especiales genéricos, un villano poco interesante, y a un Guasón que claramente tenía un rol más importante en versiones anteriores de la historia, pero que lamentablemente fue terminó siendo un aspecto decepcionante más de esta previsible y sosa producción. Ojalá DC logre recuperarse con la anticipada Mujer Maravilla.

 

5. El Último Verano

El Último Verano comienza con promesa: el primer plano de la cinta, un paisaje de la playa durante una puesta de sol, da a entender que se va a tratar de una historia seria, quizá algo melancólica. Lamentablemente, una producción para cine no se puede quedar en las buenas intenciones. Se puede tener una premisa interesante, pero para que funcione, hay diversos elementos que tienen que funcionar a la perfección los unos con los otros, como los engranajes de una máquina de precisión: la dirección de actores, de cámara, el guión, la dirección de arte, el sonido, y muchos más. Y es precisamente ahí donde El Último Verano falla: por más que uno quiera darle una oportunidad, el filme simplemente se queda a la mitad de camino. Visualmente poco atractiva, mal editada y torpemente actuada, El Último Verano representó un flojo comienzo para el cine peruano este 2016.

 

4. Sebastián

A pesar de tener una premisa atractiva, me es imposible recomendar Sebastián, a menos que quieran reírse un poco con un drama fallido que, por momentos, es involuntariamente gracioso. La cinta maneja un nivel técnico inferior a lo que uno usualmente ve en trabajos universitarios (aunque, para variar, el sonido no es malo; de hecho, la banda sonora de Guillermo Bordarampé es lo mejor que tiene la película para ofrecer), la actuación principal es terrible, y el tema principal de la historia es tratado de manera demasiado amplia y superficial (y ni mencionar que el filme nos hace ver a los peruanos como trogloditas atrasados, en comparación a los Estados Unidos). Con suerte, la siguiente producción nacional en tratar temas de identidad sexual o discriminación será superior a lo que el director, coguionista y actor Carlos Ciurlizza logró hacer (y no hacer) con Sebastián.

 

3. Maligno

Maligno es una oportunidad desperdiciada, una cinta de terror que no logra desarrollar una buena atmósfera, causar tensión, o siquiera asustar con situaciones de terror sobrenatural. Al igual que No Estamos Solos, otra película de terror nacional que se estrenó este año, se trata de un pastiche que combina diferentes cintas norteamericanas (La Noche del Demonio es la que más se me viene a la mente) para crear un producto final técnicamente correcto pero narrativamente inerte. La cinta sexualizada descaradamente a su personaje principal —interpretada por una correcta Fiorella Pennano— algo que, a estas alturas del partido, ya no debería suceder en el cine, pero el mayor error que comete Maligno está en la dirección: la película, simplemente, no da miedo. De hecho, recuerdo haber escuchado risas y comentarios sarcásticos del público cuando la fui a ver al cine. Maligno, en pocas palabras, terminó aburriéndome—y ese es un pecado que ninguna película de terror debería cometer.

 

2. La Hora Azul

La Hora Azul no es solo un producto inferior a Magallanes, cinta nacional también basada en una obra del prolífico escritor Alonso Cueto, sino también de una cinta legítimamente pobre; tiesamente actuada, emocionalmente inerte, y narrativamente aburrida. Considerando que ambos textos originales de Cueto son de por sí bastante parecidos a nivel argumental, no es ninguna sorpresa que también sus adaptaciones cinematográficas tengan similitudes, tanto en personajes como en la historia, pero si Magallanes termina victoriosa es porque tiene mejores actuaciones, mejor desarrollo de trama y mayor impacto emocional. La Hora Azul es una cinta decepcionante, un filme que toma una fuente de inspiración poderosa y muy emotiva, y la convierte en algo plano, frío. Es atractiva a nivel visual, sí, y la banda sonora de Antonio Gervasoni es acertada, pero el talentoso reparto (desde un aburrido Giovanni Ciccia hasta un desaprovechado Reynaldo Arenas) parece estar inseguro de cómo interpretar la historia.

 

1. Dioses de Egipto

Dioses de Egipto, uno de los más grandes fracasos de taquilla de 2016, no es una mala película solo debido a la “blanqueada” de sus roles protagónicos; el filme ni siquiera sirve como algún tipo de placer culposo por el simple hecho de que es aburrida. Sí, es tan cursi como muchos nos imaginábamos desde la primera vez que vimos el trailer, pero también es tediosa… y ese es un adjetivo que ningún director de una cinta pseudo-épica quisiera escuchar sobre su más reciente producción. Dioses de Egipto está llena de escenas de acción inverosímiles e ideas sin pies ni cabeza. Después de todo, ¿en qué otra película podríamos ver a Gerard Butler manejando un carruaje volador que es jalado por escarabajos gigantes, o a Geoffrey Rush atacando a un monstruo gigante hecho de dientes y nubes con un bastón que tira fuego? 

Supongo que la cinta podría ser disfrutada irónicamente por aquellos que aman las historias extrañas e incoherentes, pero para este crítico, Dioses de Egipto solo da risa durante los primeros diez o quince minutos. Y para eso, mejor sería verla en DVD o Netflix —o mejor aun, considerando que se trata de la peor película que se estreno en el 2016, no verla. Qué bajo ha caído Alex Proyas. Ojalá pueda recuperarse de este bodrio.

 

¡Decepcionado!

¿Qué opinan de mi lista? ¿Hay alguna película que se me haya pasado (es muy posible, considerando que traté de evitar la mayoría de filmes con malos comentarios) o que consideran debió estar en la lista? Espero sus comentarios. ¡Y espero también que para el próximo año, la lista sea incluso más corta!

No comments for this post

Add a comment

facebook twitter